Noticia: Los productos farmacéuticos para dejar de fumar, ¿son eficaces?

Recomendado por:

Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo

Son muchas las personas que se prometieron dejar de fumar en este nuevo año.  Actualmente, el mercado farmacéutico cuenta con numerosos productos para ayudar a los fumadores. ¿Hasta qué punto son fiables estos productos?, ¿Son la mejor alternativa para conseguir dejar de fumar?.

Es de todos conocido que el hábito de fumar incrementa de manera muy importante el riesgo de padecer enfermedades cardio y cerebrovasculares; tanto es así que el tabaquismo constituye el factor de riesgo más importante para que se desarrolle este tipo de enfermedades.

El tabaco es la primera causa de muerte que se puede prevenir en los países desarrollados. España tiene una de las mayores tasas de prevalencia de la Comunidad Europea, con el 27,1% de fumadores entre la población mayor de dieciséis años.

Actualmente, más del 60% de los fumadores quiere dejar de fumar y ha realizado algún intento de abandono en el último año. Muchos fumadores recurren a manuales o libros, y otros no saben dónde buscar ayuda efectiva. En la consulta de atención primaria, cada vez es más frecuente la solicitud de ayuda para dejar de fumar. De entre los diferentes tipos de estrategias para dejar de fumar, un método clásico y a la vez eficaz es el del tratamiento o sustitutivo de la nicotina con parches y chicles de nicotina. Veamos resultados de eficacia de los diferentes métodos:

  1. SIN TRATAMIENTO. SIN AYUDA: Del 8 al 10% siguen sin fumar tras un año de abstinencia, sin efectos secundarios. Sólo aparece el pequeño síndrome de abstinencia inicial (cefalea, falta de concentración, ansiedad, etc.).
  2. ACUPUNTURA: No está demostrado el resultado a largo plazo. No tiene efectos secundarios.
  3. HIPNOSIS: El resultado a largo plazo no está demostrado. Los efectos secundarios son desconocidos.
  4. CONSEJO INDIVIDUAL/GRUPAL: El 10% de los pacientes no fuma tras un año. Sin efectos secundarios.
  5. SULFATO DE LOBELINA: No se dispone de información suficiente.
  6. SUPLEMENTOS DE NICOTINA EN FORMA DE PARCHES, CHICLES O CARAMELOS + consejo individual: El 18% de los fumadores no han vuelto tras un año. Hay un 10% de reacciones a nivel local, enrojecimiento, prurito. Del 1 al 10% padece insomnio, mareos, cefalea, náuseas.

La gran mayoría de los fumadores dejan de serlo después de atravesar un proceso en el que se han descrito varias fases en el abandono del consumo de tabaco. Los fumadores en fase de precontemplación son aquellos que no quieren dejar de fumar, en tanto que los que están en fase de contemplación, ya lo han intentado en alguna ocasión, pero han fracasado y ahora piensan en dejarlo, pero no se atreven a fijar la fecha. Por el contrario, los fumadores en preparación están dispuestos a hacer un serio intento de abandono en menos de 15 o 30 días. Los que están en fase de acción son los exfumadores de menos de 6 meses que todavía tienen muchas posibilidades de recaída. Cuando superan este tiempo sin fumar entran en una fase de mantenimiento.

Todos los tratamientos y estrategias para el abandono del consumo de tabaco deben tener asesoramiento del médico y/o farmacéutico.

Existen test muy sencillos para medir el grado de dependencia al tabaco y el grado de motivación para dejar de fumar. Acuda a su médico si desea conocerlo.